Acto I: Avaricia - Personajes principales

James Murphy

James Murphy es un ex sacerdote que decidió convertirse en médico después de cortar todos sus lazos con la Iglesia Católica. Tiene 38 años, es guapo y delgado, James es tan amable como lo es tímido acerca de cualquier pregunta personal.
Él puede expresarse fuertemente en contra de las instituciones religiosas, pero su fe, su sentido de la justicia y su profundo respeto por todas las personas y en la vida en general nunca ha estado en duda. Él es el médico de cabecera en un hospital en Chicago, donde ahora reside, pero él puede hablar italiano fluidamente gracias a los muchos años que vivió en Roma.




Cristoforo Ardemagni

Cristoforo es el mejor amigo de James Murphy. Ellos comenzaron a trabajar juntos en el Vaticano al mismo tiempo, anteriormente asignado al Cardenal Brehmen y después al Obispo Dellerio.
Cristoforo era muy joven cuando recibió su vocación, y su fe en las instituciones de la iglesia es inquebrantable. Sus discusiones con James siempre han sido largas, quizás porque él realmente creía que sería capaz de cambiar las cosas desde adentro.
Cristoforo es una persona sensible, bastante feliz y cordial. Se deja sólo una extravagancia: los cortes de pelo.




Mario

El corpulento camarero favorito de James. Es un verdadero romano, muy colorido en cada una de sus expresiones. Mario conoce al menos una persona de cada fondo, pero nadie sabe cómo esto es posible... Él será de gran ayuda para James, resolviendo diferentes problemas como la reparación de su coche, llamar a un amigo que le debe algunos favores y haciendo investigaciones.
Mario tiene 43 años; él es un hombre alegre (sólo un poco perezoso), y no es alguien al que le llamarías "atleta", pesa alrededor de 95 kilos.




Personaje desconocido

Una mujer joven, bella y peligrosa que cruzará su camino con James de la manera más peculiar, y cuya repentina aparición en su vida le traerá una serie de preguntas sin respuestas.






Acto II: Ira - Nuevos personajes

Silvia

Nadie tiene alguna información sobre esta mujer. Está bien sabido que ella es muy atractiva y que no tiene más de 28 años, pero nadie ha sido capaz de describirla claramente.
Su nombre es Silvia, pero puede ser solamente un alias. Ella no habla demasiado, y si ella realmente tiene que hacerlo, lo hace de una manera cortante y descarada, mostrando siempre una gran confianza en sí misma. Nadie puede explicar la razón de este comportamiento, y Silvia seguirá siendo un misterio para las pocas personas que se cruzan con ella.




Cardinal Hans Brehmen

Prefecto de la Congregatio pro Doctrina Fidei, este hombre es una de las personalidades más prominentes de la Curia. Brehmen es uno de los cardenales más cercanos al Papa. Es conocido por su doctrina conservadora, él es un trabajador incansable y un gran ejemplo de un código moral recto. A finales de los años 70, él se opuso al obispo Paul Marcinkus, presidente del IOR durante el período más oscuro del Banco del Vaticano. Muchas personas siguen creyendo que Brehmen sabía más de lo que quería decirle... Su relación con James es muy tensa, ya que Murphy todavía lo considera uno de los responsables de las débiles investigaciones que el Vaticano hizo sobre la muerte del mentor de James Dellerio en África. El cardenal alemán es el superior directo de Cristoforo.




Maurizio Tarso

Conocido como "Massimino" debido a su parecido con un famoso criminal italiano de los años '70, Maurizio es el jefe de una empresa criminal romana. Nació siendo humilde, siendo el último de cinco hijos. Su padre era un viejo mecánico, pero Massimino siempre quiso vivir una vida de lujo, tratando parecer de moda, incluso cuando sus ropas eran imitaciones baratas o robadas.
En los últimos años, su negocio de extorciones y de traficación de armas ha realmente crecido y ahora Massimino puede lucir sus potentes autos y joyas, e incluso ha comprado varios clubes nocturnos. Por el momento, su mano derecha es un ex-portero bien conocido por la policía italiana, con el apodo de "Er Marchese".